Los usuarios de Instagram se han encontrado este miércoles con una sorpresa, que no ha sido del agrado de todos: la red social ha cambiado su imagen y ha dejado a un lado el logo de su cámara retro por otro diseño más abstracto y colorido.

Las aplicaciones de Instagram Hyperlapse, Layout y Boomerang, que sirven para hacer vídeos en time-lapse, composiciones de imágenes y animaciones breves, también se han renovado con un estilo similar que busca una mayor unificación de la marca.

Según ha expresado la compañía, que es parte de Facebook, se ha apostado por un diseño más sencillo y limpio, acompañado por algunos cambios de iconos y fuentes para facilitar el uso de la plataforma en Android e iOS, pero sin modificar la esencia la define.

En cinco años, la comunidad de Instagram ha pasado “de ser un lugar para compartir fotos con filtros, a muchísimo más: una comunidad global de intereses que comparte más de 80 millones de imágenes y vídeos cada día”, sostiene la empresa, desde donde indican que el nuevo logo busca ser el reflejo de esta evolución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here