Las nuevas tecnologías han acelerado la evolución del marketing en los últimos años, poniendo al alcance de las empresas nuevos recursos para lograr campañas de publicidad exitosas e innovadoras.

Una de las formas de conseguirlo es por medio de mupis o pantallas, que permiten la digitalización del espacio físico captando la atención de potenciales consumidores a través de la imagen y el sonido.

Estos formatos acostumbran a dar buenos resultados y no requieren de grandes costes de inversión. Ello explica por qué la cartelería digital marca tendencia hoy en día en todo el mundo.

Pantallas digitales para captar la atención del usuario

Según los espacios empleados y los usos, distinguimos entre diferentes tipos de cartelería digital. Entre los más populares están las pantallas. Estas normalmente son de LED, diseñadas para interiores o para el exterior. Asimismo, pueden gestionarse remotamente.

Las hay de diferentes tamaños y podemos verlas tanto en centros deportivos como comerciales; también en el escaparate de establecimientos, que las utilizan para llamar la atención a pie de calle y atraer así a posibles compradores.

Las pantallas para interiores tienen un pixelado más reducido, para ofrecer una buena resolución de imagen. Suelen colocarse en puntos estratégicos del negocio para reproducir anuncios de ofertas o vídeos corporativos de alto impacto visual.

Seguro que las has visto en tiendas, restaurantes, centros de salud o, incluso, en los bancos. ¡Están muy extendidas! No obstante, no son el único recurso de cartelería digital a nuestro alcance.

Los mupis digitales y la publicidad en exteriores

¿No sabes qué son los mupis digitales? Se trata de otro tipo de pantallas digitales que suelen colocarse en aceras, en paradas de autobuses o a la salida del metro para ofrecer publicidad e información de interés.

Al estar en zonas muy transitadas y aportar contenidos dinámicos, logran acaparar la atención del usuario más tiempo que otros sistemas publicitarios tradicionales, como las vallas publicitarias.

Los mupis son también útiles para indicar la cercanía de un punto de venta determinado o para promocionar un evento; además, aportan un valor añadido al viandante al mostrar mapas, consejos o indicaciones.

Otra ventaja de estos soportes es que permiten una buena segmentación geográfica de las campañas. Es un canal que se contrata por tiempo y que permite hacer cambios al momento.

En definitiva: responde a las necesidades más actuales. Y es por ello que tiene un buen potencial de crecimiento y rentabilidad. Entonces, ¿qué nos espera en los próximos años?

El futuro de la cartelería digital

En cuanto al hardware se estima que el mercado de las pantallas publicitarias crecerá para 2023 a un ritmo de un 8% anual. Esto mejorará aún más la resolución y la velocidad en la reproducción de nuevos contenidos.

La pandemia causada por el COVID-19 también ha puesto de relieve la importancia de contar con información actualizada, adaptada a un momento y a un público concretos. Los carteles enganchados con celo a la pared están cada vez más obsoletos.

Por otro lado, la necesidad de reducir las interacciones personales directas para evitar contagios ha acelerado la implementación de soluciones interactivas que faciliten los pedidos y las ventas.

Ello, unido al desarrollo e integración de tecnologías como la realidad aumentada o la inteligencia artificial, revela que las pantallas digitales tienen aún mucho que aportar a las empresas del futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here