Foto: Motorpasión

La marca de coches Volvo ha anunciado su intención de acabar con los accidentes graves en 2020. La clave de esta propuesta es la tecnología de seguridad utilizada en el modelo SUV XC90 2015.

La marca sueca, al igual que otras muchas, ofrece un sistema de seguridad muy amplio capaz de detectar otros automóviles, ciclistas, peatones y señales de tráfico, pero lo que diferenciará a su nuevo vehículo del resto, es su sistema de inteligencia artificial.

Lo asombroso de este software es que es capaz de memorizar la forma de conducir de la persona que va al volante. Para hacerlo posible, monitoriza los patrones de aceleración, frenado y manejo de la dirección del conductor.

El propósito de este sistema es anticiparse a los errores en tiempo real y evitar que se vuelvan a producir. De esta forma se prevé disminuir la cantidad de accidentes que hay cada día en las carreteras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here