Las impresoras en 3D permiten crear, a través de archivos especiales de imágenes, una gran variedad de objetos que constantemente son presentados por empresas, particulares, universitarios o científicos, y que nos dan una idea del gran potencial que tiene este sistema en todos los sectores. Estos son, en resumen, algunos de los artículos impresos más curiosos que han captado la atención del mundo:

1. Un arrecife de coral: es una buena iniciativa para luchar contra la pérdida de biodiversidad en el ámbito marino, un problema que ha hecho desaparecer el 50% de arrecifes de la Gran Barrera de Coral en las últimas tres décadas. Algunos diseños, como los de la empresa ReefArabia, son construcciones en hormigón hechas a medida que imitan la arquitectura de esta región, mientras que otras propuestas simulan las estructuras de coral natural. El objetivo es el mismo: facilitar la reproducción de los peces.

Foto: ReefArabia
Foto: ReefArabia
Foto: nejm.org
Foto: nejm.org

2. Implantes quirúrgicos, órganos y prótesis: varios médicos han recurrido a este sistema para ayudar a mejorar la calidad de vida de sus pacientes. Uno de los casos que ha tenido mayor repercusión mediática, fue publicado por la revista New England Journal of Medicine y documenta la impresión de una férula en 3D en Estados Unidos, lo que permitió salvar a tres bebés que padecían Traqueobroncomalacia.

Los órganos pueden igualmente reproducirse con exactitud mediante impresoras. Aunque aún no se sabe cómo hacer que un corazón de plástico transplantado funcione en nuestro organismo, son altas las probabilidades de que esto se logre en un futuro, lo que sería un gran avance que permitiría salvar muchas vidas.

Donde sí se utiliza de manera frecuente la impresión 3D es en la fabricación de prótesis para personas con algún tipo de discapacidad. Estas se hacen a medida y poco a poco van siendo más económicas. Hace poco trascendió la historia de Maxence, un niño francés de 6 años que obtuvo una mano ortopédica por 50 euros. Esto ha sido posible gracias a la red con fines filantróficos que está impulsando el movimiento e-NABLE.

Foto: e-NABLE
Foto: e-NABLE

3. Instrumentos musicales: La impresión 3D también ha permitido crear diversos instrumentos, tanto acústicos como electrónicos. El más reciente fue este violín, diseñado por el ingeniero y músico francés Laurent Bernadac. En este vídeo en YouTube mostró cómo sonaba su invento. Las guitarras y saxofones de Olaf Diegel , se unen a este catálogo que está por revolucionar la insdustria musical.

4. Ropa y complementos: el sector de la moda también se beneficia de los avances que permite este tipo de tecnología. Hace apenas unos meses, una estudiante del Shankar College of Design, llamada Danit Peleg, presentó la primera colección de moda creada en casa con una impresora 3D basada en sus propios diseños de vestidos y zapatos. El resultado es impresionante.

5. Chocolate: los más golosos están de suerte pues empresas como la japonesa Fab Café también se han lanzado a reproducir objetos que utilizan el chocolate como material de impresión. Esto resultó ser una buena idea, que permite personalizar los bombones con la forma de tu rostro o el de las personas que desees.

Foto: Fab Café
Foto: Fab Café

Casas: los chinos son pioneros en la fabricación de casas en 3D, algo que ya han puesto en práctica y que permite ahorrar costes y dinero. Además, aseguran, son viviendas más ecológicas. Actualmente, el proyecto italiano WASP está diseñando la impresora 3D más grande del mundo, que será capaz de fabricar casas completas de barro, cemento y otros materiales en cuestión de horas.

Pero la lista de posibilidades no se detiene aquí. Réplicas de fetos, sillas para perros con problemas de movilidad, bikinis, piezas de aeronáutica, coches y hasta pizzas han sido creadas de esta forma, en un abanico inmenso en plena expansión que es posible gracias a la innovación tecnológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here