Editor de imágenes

Dominar un editor de imágenes puede ser más práctico de lo que parece. Y es que no sólo nos permitirá hacer montajes para nuestros amigos y familiares, si no que también nos puede ayudar a conseguir un currículum de nivel, a diseñar los logos para nuestro proyecto web, a corregir imperfecciones de una fotografía que queramos mandar para ligar… y para muchos otros usos que iremos descubriendo poco a poco.

Hay muchos programas que se especializan en la edición gráfica. Nuestra recomendación es que elijas un software completo, con una considerable potencia, cómo puede ser Movavi Photo Editor. Las ventajas de este tipo de editores no es sólo la gran cantidad de prestaciones que nos permite desempeñar, si no su facilidad de uso. Para ello integra una interfaz completamente intuitiva en la que nos podemos mover fácilmente, incluso aunque no tengamos muchos conocimientos en cuanto a edición gráfica.

Sin más preámbulos, pasemos a ver algunos criterios básicos en los que te puedes basar para elegir un buen programa de editar imágenes.

Consideraciones a evaluar a la hora de elegir un programa de vídeo edición

  • Funciones disponibles: Hay muchos programas que se auto-clasifican como la mejor opción, pero que luego sólo integran una serie de funciones predefinidas con las que se conseguirán los efectos básicos. Si intentamos hacer algo más avanzado, el sistema no nos lo permitirá. Por eso, antes de elegir el programa, tendremos que sopesar las opciones que tiene, además de si se pueden mejorar con algunos repositorios actualizables.
  • Curva de aprendizaje: No hay que buscar un programa que sea necesariamente fácil de usar, pero sí uno que nos permita seguir una curva de aprendizaje lógica. Es cierto que a mayor nivel de opciones, más complejo será dominar el programa. Sin embargo, si la interfaz es sencilla, por lo menos sabremos identificar dónde están disponibles y así acceder a ellas cuando lo consideremos necesario.
  • Calidad: Obviamente, si vamos a trabajar con imágenes de gran resolución, necesitamos que el programa nos garantice un mínimo de calidad. Por eso, el editor de fotos debe de ser capaz de trabajar con estas imágenes ofreciendo un buen rendimiento y la mínima posibilidad de que se pueda ralentizar.
  • Variedad de formatos: Además de los criterios anteriores, estaría bien que el programa de edición nos permitiera guardar los archivos en formatos variados, para que se adapte a lo que buscamos y necesitamos en cada momento.

Con un editor de imágenes como Movavi Photo Editor, lo bueno es que no hay que complicarse mucho para hacer composiciones increíbles. Las herramientas de este tipo permiten mejorar la calidad de una imagen de forma manual o automática, eliminar objetos, corregir algunas imperfecciones en los retratos, aplicar filtros originales y cambiar los fondos a tu gusto. También suelen ser muy útiles para eliminar el ruido visual y mejorar la nitidez de las fotos borrosas. Finalmente, es interesante que puedas aplicar algunos efectos, agregar leyendas y marcas de agua en las imágenes, para proteger su autoría siempre que lo necesites.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here