Foto: UCM

Un equipo de químicos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha desarrollado una aplicación, que permite medir la frescura de la cerveza.

Para ello, los científicos utilizan un sensor de polímero que cambia de color (de amarillo a rosa) cuando detecta furfural, un compuesto que le da un sabor rancio a esta bebida cuando envejece.

Este sensor es controlado a través de una aplicación móvil para Android, creada por el mismo equipo, que permite saber haciendo una foto, la cantidad de esta sustancia presente en la cerveza.

La aplicación está disponible en código abierto, para que cualquier programador pueda utilizarla y mejorarla. En un futuro se espera que también esté disponible para iOS, de Apple.

Los expertos destacan que se trata de un método sencillo y de bajo coste, que puede ser de gran utilidad para los productores.

En este sentido, la cerveza es una de las bebidas más consumidas en el mundo, pero su sabor, que varía según cada marca, puede cambiar según sus condiciones y tiempo de almacenamiento.

A diferencia de lo que ocurre con los vinos, esto produce un efecto negativo sobre la calidad del sabor de la cerveza, tal y como indican Elena Benito-Peña y María Cruz, investigadoras a cargo del proyecto.

Los resultados de este trabajo han sido publicados en la revista “Analytical Chemistry”. En el artículo se explica que este método también puede utilizarse para evaluar el estado de otros elementos, como la leche, el café o la miel.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here