Salto de la Novia, Navajas, Castellón. Foto: EFE

Entre los atractivos turísticos con los que cuenta la Comunidad Valenciana, se encuentran diversas piscinas naturales, ubicadas en entornos de gran valor natural y pasajístico.

En este reportaje, te mencionamos cinco de las más espectaculares, que no puedes dejar de visitar si te gusta disfrutar de un baño en plena naturaleza. Toma nota:

  1. La Fuente de los Baños. En Montanejos, Castellón.
Fuentes de Los Baños. Montanejos, Castellón. Foto: EFE
Fuentes de Los Baños. Montanejos, Castellón. Foto: EFE

Se encuentra en el interior de la provincia castellonense, a 418 metros de altura y en las inmediaciones del Parque Natural de la Sierra de Espadán. Este manantial, cuyas aguas provienen del río Mijares, tiene un caudal de unos 6.000 litros por minuto. Además, el agua tiene efectos hipotermales y propiedades hidrogeoquímicas, según destaca el área de Turismo local. Además de bañarse, los turistas tienen otras opciones de ocio como merenderos y juegos infantiles.

2. El Salto de la Novia, en Navajas, Castellón.

Salto de la Novia, Navajas, Castellón. Foto: EFE
Salto de la Novia, Navajas, Castellón. Foto: EFE

También en Castellón, nos encontramos con el Salto de la Novia, dentro del término municipal de Navajas. Allí se encuentra la impresionante Cascada del Brazal, con una caída de 60 metros. Desde este paraje se puede explorar el monte Rascaña y la Cueva del Reloj que, según el Ayuntamiento de esta localidad, debe su nombre a una piedra que funcionaba como un reloj solar para los agricultores que trabajaban anteriormente en los campos del lugar.

3. Paraje del Río Sellent. En Bolbaite, Valencia.

Paraje del río Sellent. Foto: EFE
Paraje del río Sellent. Foto: EFE

Este Paraje se encuentra dentro del término municipal valenciano de Bolbaite, donde el río Sellent forma un lago natural, salpicado de pozas de aguas claras en las que se puede disfrutar de un baño en plena naturaleza. En la zona también hay mesas acondicionadas y merenderos, además de fuentes y una zona recreativa. Es ideal para una escapada de fin de semana.

4. Los Charcos de Quesa, en Valencia.

Charcos de Quesa, Valencia. Foto: EFE.
Charcos de Quesa, Valencia. Foto: EFE.

Se encuentran a unos siete kilómetros de la localidad de Quesa, en la provincia de Valencia. Esta joya natural es, de hecho, el principal reclamo del pueblo, según fuentes locales. Durante la época estival pueden llegar a recibir hasta 150 visitantes por día. En este lugar se concentran varias pozas naturales que forma el Río Grande, entre ellas el Charco de la Horteta, de las Fuentes, del Chorro y la Bañera. Uno de los atractivos más conocidos es su famosa cascada o salto de agua. Además, en la zona hay un área recreativa, con zonas de descanso y paelleros.

5. Las Fuentes del Algar, en Callosa de Ensarriá, Alicante.

Fuentes del Algar, Alicante. Foto: EFE
Fuentes del Algar, Alicante. Foto: EFE

Están a unos 15 kilómetros de Benidorm, en la localidad alicantina de Callosa de Ensarriá. Se trata de una zona húmeda protegida de gran riqueza ecológica, en la que sus visitantes pueden realizar un circuito de 1,5 kilómetros a lo largo del cauce del río Algar. Las cascadas y los manantiales, junto con el paisaje de roca caliza y las pozas de agua cristalina, son los protagonistas. En el lugar hay una oficina turística, aseos, una tienda de souvenirs y una zona de picnic y restaurantes.

Y bien, ¿cuál de estos cinco lugares con encanto piensas visitar primero?

*Con información de EFE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here