Foto: Flickr/Rufino Uribe

La incidencia de la tos ferina en niños menores de dos meses en la Comunidad Valenciana, se ha reducido en un año casi a la mitad, después de que en 2015 empezara a administrarse la vacuna contra esta enfermedad infecciosa en mujeres embarazadas.

Concretamente, según datos del Servicio de Vigilancia y Control Epidemiológico de la Dirección General de Salud Pública, en los últimos 12 meses ha habido un descenso del 51,1% de casos en recién nacidos, algo que según los expertos se relaciona directamente con esta medida de prevención.

Esta vacuna se administra de forma gratuita y voluntaria en los centros de salud de la Comunitat, durante las visitas de control del embarazo. Desde el 1 de enero de 2015, de hecho, ya se han vacunado 35.482 gestantes entre la semana 27 y 36.

Esto supone que el 84% de mujeres embarazadas han tomado esta medida, siendo el porcentaje más elevado de toda España. A nivel mundial, la media de coberturas en países como el Reino Unido se sitúa en torno al 60%.

¿Qué es la tos ferina?

Se trata de una enfermedad respiratoria infecciosa y de origen bacteriano. Es en los niños más pequeños donde las complicaciones son más frecuentes, especialmente a nivel pulmonar, por lo que puede llegar a requerir hospitalización y causar la muerte.

La bateria responsable de este mal es la Bordetella pertussis, que se propaga cuando una persona infectada tose o estornuda cerca de alguien más. Los síntomas iniciales son parecidos a un resfriado y 10 días más tarde provocan fuertes ataques de tos.

Estos episodios pueden llevar al vómito y a la asfixia en bebés. Otras señales a tener en cuenta son la fiebre y diarrea. Si no se trata a tiempo, puede provocar neumonía y daños cerebrales por falta de oxígeno.

¿Cómo se previene?

El patrón de esta enfermedad, explican los epidemiólogos, ha variado a lo largo del tiempo. De este modo, después de casi una década en la que prácticamente no ha habido casos, el los últimos años se viene detectando un incremento de los mismos en los países occidentales.

Teniendo en cuenta estas circunstancias se decidió priorizar en la Comunitat Valenciana la vacunación de las embarazadas, ya que de este modo se protege al pequeño en el periodo crítico de 0 a 2 meses.

Y es que si la madre no ha recibido la vacuna, no puede proteger con sus anticuerpos al bebé, bien durante el embarazo (vía transplacentaria), bien en las primeras semanas de vida (por medio de la lactancia materna).

En el recién nacido, se aplican tres dosis a los 2, 4 y 6 meses, junto con otra de refuerzo a los 18 meses. Por otro lado, la quinta dosis, que se administraba a los 5-6 años, se ha aplazado.

A lo largo de 2014, se informó de 45 casos de tos ferina en niños menores de dos meses (entre 1 y 60 días de vida), nacidos en la Comunitat. Esta cifra se ha reducido en 2015 en un 51,1% con los cambios en la vacunación, por lo que solo se detectaron 22 casos en dicho periodo.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here