Foto: Pixabay

Un equipo de investigadores de la Universidad de Salamanca se encuentra trabajando en un proyecto que facilitará el diagnóstico precoz del alzhéimer.

Esto será posible gracias a un dispositivo que analizará el habla de las personas mayores para detectar los principios de demencia senil.

Según los expertos, hay diferencias en la acústica y la prosodia del habla, casi imperceptibles al oído humano, que permiten distinguir a las personas mayores con este tipo de problema.

Un programa informático es el que hace esta identificación, que busca convertirse en una herramienta de alerta sencilla y barata para los doctores.

Lo que hace este software es mostrar las características vocálicas de una emisión sonora y transformar la voz humana en gráficos para distinguir a los mayores con esta dolencia.

“Hasta ahora ninguna prueba directa permite reconocer la presencia de la enfermedad”, explica Juan José García, responsable de la iniciativa.

La herramienta más fiable, hasta ahora, eran las resonancias magnéticas, pero estas tienen un coste muy elevado y no siempre sirven para un diagnóstico precoz.

Por otro lado, hay algunos test específicos, pero estos solo detectan síntomas de deterioro avanzado, como el olvido de nombres y fechas.

¿Qué diferencia la voz de un mayor sano de la de alguien con principio de demencia?

Las personas con alzhéimer, explica Francisco Martínez, de la Universidad de Murcia, tienden a tener voces más agudas, con más armónicos y sin el ruido vocálico característico de los mayores.

Fuente: Dicyt
Fuente: Dicyt

Atendiendo a estos parámetros, se desarrolló una ecuación que puede identificar a las personas con principios de esta enfermedad entre dos y tres años antes que con otros métodos.

Los retos de la investigación

Después de realizar varios experimentos, el reto ahora es construir un aparato que integre todos los pasos. Este debe funcionar como una grabadora especializada y tener un programa de voz y otro que aplique la ecuación para ofrecer un resultado certero.

“La idea es que todo lo que realizamos en un laboratorio lo pueda hacer una máquina de forma automática para que cualquier profesional de salud o cuidador pueda hacer uso de ella”

Este proyecto, de hecho, acaba de ser premiado en el Concurso Iniciativa Campus Emprendedor, de la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (FUESCYL). 

Desde que se inició esta línea de investigación, hace ya seis años, se han evaluado cerca de 450 personas. Para ello se ha utilizado como texto, el primer párrafo de El Quijote, si bien ahora se pretende buscar otras frases más adecuadas.

Los científicos concluyen explicando que la voz tiene un gran potencial para el diagnóstico de otras patologías, como la esquizofrenia y otros problemas emocionales. Incluso, apunta García, “para la detección de la mentira en juicios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here