Un reciente estudio de Aora Health, en el que han participado más de 850 personas, revela que la vuelta al trabajo después de vacaciones supone un momento crítico para el 67.91% de los españoles.

Este estrés postvacacional se manifiesta en forma de desgana (42.33%), tristeza (14.42%) y apatía (10.70%). Además, el 51.63% de los encuestados aseguró que tiene problemas para dormir bien y descansar.

Lo que más cuesta es madrugar y cumplir otra vez con los horarios (un 37.63%), la rutina (18.14%), la falta de tiempo (11.63%), la reducción de horas de sol junto con una bajada de temperaturas (11.62%), la sensación de volver a empezar (10.70%) y el trabajo acumulado (10.23%).

El tiempo de adaptación es variable, aunque en el 46.51% de los casos este estrés dura alrededor de una semana, un día para el 30.23% de los encuestados, 15 días para el 15.81% y hasta un mes para el 8.84% restante.

“Somos muy sensibles a los cambios y el estrés postvacacional tiene un origen multifactorial: la vuelta al trabajo y a la rutina supone el retorno a la realidad, a las obligaciones, las responsabilidades, los horarios, la falta de tiempo para hacer lo que nos gusta y, por otro lado, está la mala conciencia por los excesos cometidos, como gastos excesivos o comer más de lo debido”, explica Gonzalo Peñaranda, director general de Aora Health.

Cómo combatir el estrés postvacacional

La reducción de las horas de sol, la llegada del frio y la lluvia pueden agravar el problema. Sin embargo, señala Peñaranda, la mejor forma de abordarlo es desde una perspectiva positiva.

“Tenemos que sentirnos felices por tener trabajo, por abordar nuevos desafíos profesionales y poner en marcha otras rutinas, como una alimentación saludable, el ejercicio físico, el desarrollo de actividades que nos estimulen. En definitiva, aprovechar el cambio para poner en marcha una estrategia de bienestar”

Para lograrlo, toma nota de estos siete consejos clave para afrontar el estrés postvacacional:

  • Vuelve a la rutina gradualmente. Lo ideal es que incorpores progresivamente al trabajo si puedes, para volver a tomar contacto con la las obligaciones diarias.
  • Evita el consumo de cafeína. El café o el té pueden agudizar los síntomas de estrés y nerviosismo, además de provocarnos insomio. Por ello, en los primeros días de vuelta al trabajo se recomienda evitar su consumo.
  • Duerme al menos ocho horas diarias. Es importante que descanses bien para sentirte con suficiente energía para afrontar el día de trabajo. Además, debes volver a regular tus hábitos de sueño, que frecuentemente se ven alterados durante las vacaciones.

  • Comienza a marcarte pequeños objetivos a corto plazo. Según los expertos, al proponernos pequeños retos nos ilusionamos nuevamente con el día a día. Además, plantearnos nuevo retos ayuda a enfocarnos en algo y a motivarnos para seguir delante.
  • Realiza activades saludables: el deporte, una buena alimentación y buscar momentos de ocio con tus seres queridos son claves.

 

  • Comienza a pensar en un nuevo plan. Piensa en un nuevo viaje o una nueva fiesta para enfocarte en esas sensaciones positivas y, sobre todo, tener en mente que aunque se hayan ido buenos momentos vendrán otros pronto.
  • No te dejes llevar por el desánimo. Si ves que, a pesar de todos los intentos no puedes adaptarte a la rutirna, siempre puedes ayudarte con suplementos naturales que te ayuden con los problemas de estrés y contribuyan a darte una mayor sensación de bienestar.

 

En tu caso, ¿qué es lo que más te ayuda a volver a la normalidad del trabajo y superar el estrás postvacacional?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here