Foto: Puebla

Investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón han confirmado en un estudio que el “krokodil” (desomorfina) ya ha llegado a esta provincia y se trata del primer caso de un afectado por esta peligrosa droga se ha podido confirmar en toda España.

La alarma social por los efectos de esta sustancia tiene preocupadas a las autoridades sanitarias a nivel mundial, debido a que se trata de una droga de fácil acceso, muy adictiva y con efectos para la salud muy negativos, al provocar severos daños en el sistema vascular, muscular, necrosis y gangrenas. 

“Estas lesiones dejan secuelas que, a la vista, simulan ese aspecto de cocodrilo que da nombre a la sustancia”, explica el profesor Gonzalo Haro, uno de los autores de esta investigación, quien agrega que ello implica en ocasiones amputación de miembros o injertos de piel.

“A diferencia de otros estupefacientes, la “manifestación de inicial de los efectos se produce a los pocos días desde que se inicia el consumo de krokodil y comprende con más frecuencia neumonía, meningitis, periodontitis y osteomielitis” con un empeoramiento físico que puede llegar a causar la muerte”, Haro

El artículo, donde se habla de este caso, ha sido publicado en la revista Adicciones, y en él se menciona que el retroceso económico en algunos países europeos puede fomentar la expansión del consumo de esta sustancia, originaria en los países del este, que ya se ha detectado también en Holanda y Alemania. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here