Foto: Wikipedia

Este jueves 1 de septiembre, Sanidad ha confirmado que la muerte de un varón el pasado 25 de agosto en Madrid, el primer caso autóctono en Europa Occidental de fiebre hemorrágica Crimea-Congo.

Además, una de las enfermeras que lo atendió se encuentra también infectada, si bien está estable y ha sido trasladada a la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Hospital La Paz Carlos III.

Lo que habría provocado el primer caso fue la picadura de una garrapata durante un paseo por el campo en Castilla y León. Se trata de un hombre de 62 años, que fue atendido inicialmente en el Hospital Infanta Leonor y murió en el Hospital Universitario Gregorio Marañón.

Posteriormente, la enfermera se habría contagiado al entrar en contacto directo con sus fluidos, ha explicado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos después de recibir los resultados de los análisis.

Se calcula que en todo este tiempo, hay cerca de 200 personas que estuvieron en contacto con ambos, las cuales ya están teniendo un seguimiento especial tal y como establece el protocolo.

¿En qué consiste la fiebre hemorrágica Crimea-Congo?

Esta enfermedad la causa un virus de tipo Nairovirus, que transmiten las garrapatas duras tipo Hyalomma. El porcentaje de mortalidad oscila entre el 10 y el 40%.

Se transmite a través de estos animales o por el contacto directo con la sangre o tejidos de ganado u otras personas infectadas.Normalmente la fase de incubación es de uno a tres días (de 5 a 6 en la caso de que sea por contacto con infectados).

Los principales síntomas que provoca son: fiebre, dolor muscular, mareo, dolor de cuello, lumbago, cefalea, irritación de los ojos e hipersensibilidad a la luz. 

Hasta el momento no hay ninguna vacuna disponible para las personas ni para los animales.

*Con información de SINC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here