Foto: Zheng Gu

La diabetes, una enfermedad que afecta a 378 millones de personas en todo el mundo, podría ser controlada con un avance que ayudará a quienes lo padecen a tener una mejor calidad de vida. Se trata de un parche inteligente segregador de insulina.

Esta novedad ha sido dada a conocer en un artículo científico publicado en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences” (PNAS), donde se explica que será capaz de detectar los aumentos de azúcar en sangre para inyectar a través de más de un centenar de microagujas, una dosis de insulina cuando esta sea necesaria.

Cuadrado, y no mayor a un céntimo de euro, este parche podría sustituir a las inyecciones para diabéticos. La idea es que solo se cambie cada ciertos días, para que el tratamiento sea más cómodo y preciso para los pacientes. Además de ser fácil de usar, está hecho de un material no tóxico para que sea biocompatible.

«Si logramos que estos parches sean eficaces en personas, habremos dado un gran paso»

Zheng Gu, uno de los responsables de esta investigación realizada por la Universidad de Carolina del Norte y la Universidad del Estado de Carolina, en Estados Unidos, ha explicado que hasta ahora únicamente se ha probado en ratones con diabetes tipo 1, con resultados muy prometedores.

El científico agrega que “en función del peso y la sensibilidad de la persona diabética, el sistema podrá personalizarse”. Ello supondrá un gran beneficio para quienes padecen esta enfermedad, pues inyectarse una cantidad de medicación incorrecta conlleva complicaciones como la ceguera, amputaciones de extramidades o incluso un coma diábetico, riesgo que con este método podría llegar a evitarse.

Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here