Foto: GVA

La frecuencia de parpadeo es uno de los síntomas para diagnosticar la encefalopatía hepática mínima, según han concluido investigadores del Instituto del Hospital Clínico de Valencia en la Comunidad Valenciana. 

Esta enfermedad es una complicación de la cirrosis, en sus estados iniciales, que se produce cuando el hígado falla y deja de realizar su función de eliminar las sustancias tóxicas para el organismo.

En consecuencia, las toxinas se acumulan y llegan hasta el cerebro, alterando su función y provocando daños. Entre ellos, alteraciones de la personalidad y también a nivel cognitivo y de coordinación motora.

Esto aumenta las probabilidades de los pacientes de padecer algún tipo de accidente laboral o de tráfico, además de reducir la calidad de vida de los mismos.

En los casos más severos, esta situación puede llevar al coma hepático y a la muerte, a no ser de que se lleve a cabo un trasplante, según la doctora Montoliu, quien destaca la importancia de una detección temprana para un tratamiento efectivo.

¿Cómo funciona este nuevo método?

En este contexto, la frecuencia crítica del parpadeo puede pasar a ser una herramienta ágil para el diagnóstico, pues hasta ahora se utilizaba una batería de test psicométricos. “Estos eran largos y complejos, por lo que muchos abandonaban”, señala la investigadora.

Con el nuevo sistema, el paciente utiliza unas gafas cerradas que emiten una luz parpadeante y debe identificar el momento en el que esta pasa de ser continua a intermitente.

De este modo, a través de la frecuencia crítica de parpadeo se pueden observar las células de la retina que son el reflejo de las células glia cerebrales.

“Este método es mucho más rápido y posiblemente más preciso que el sistema que veníamos utilizando anteriormente”, Montoliu

Esta investigación ha sido desarrollada por el Grupo de Investigación de Deterioro Neurológico del Clínico, en colaboración con el Instituto de Biomedicina de Sevilla.

La presitigiosa revista internacional Gastroenterology ha publicado el estudio, en el que han participado un total de 230 pacientes de este y otros hospitales españoles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here