Foto: EllaHoy

Un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina Perelman, de la Universidad de Pennsylvania, ha encontrado una posible solución al crecimiento y desarrollo del melanoma, que es el tipo de cáncer de piel más dañino.

Se trata de la mutación de la proteína B-RAF, que impulsa el crecimiento de los lunares pero al mismo tiempo estimula la aparición de la proteína P15, que frena la división celular y evita así la creación del melanoma.

La división celular es lo que origina el cáncer, ya que estas se van multiplicando y originan el tumor, de manera que cuando se pierde la proteína P15 las células se vuelven a multiplicar.

¿Cómo funciona esta proteína?

La proteína B-RAF es posible que secrete en el proceso de activación una molécula TGF, que ordenaría a las células de los lunares producir la proteína P15. Esto sería una explicación al hecho de que tienen que alcanzar un cierto diámetro, antes de dejar de crecer.

Hasta ahora, los investigadores se habían centrado solamente en la proteína P16, que como la P15, tiene presencia las manchas de la piel. Sin embargo, la P15 tiene unas funciones más concretas: detener el aumento del tamaño de las células, mientras que la P16 solo lo ralentiza.

Para la realización de este estudio, que podría ayudar a encontrar una posible cura a esta enfermedad, se han utilizado tejidos fabricados en el laboratorio, para injertar pieles con células de lunares que habían perdido la proteína P15 y, posteriormente, se transplantaron en ratones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here