Foto: GVA

A partir de este jueves, la Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana ha empezado a emitir una nuevo de tarjeta sanitaria SIP.

El nuevo modelo presenta un diseño en gris y rojo, los colores corporativos de la Generalitat Valenciana, y su principal novedad es que estará conectada con el resto de sistemas sanitarios de la red nacional gracias a que incorpora el Código de Identificación Personal del Sistema de Salud (CIPSNS).

De este modo, los datos de los pacientes podrán ser leídos en otras comunidades y se reduce así la posibilidad de errores al tener que introducir los datos manualmente, ya que cada paciente dispondrá de un código único y el proceso será automatizado a través de lectores de códigos de barras.

Se calcula que la sustitución total de las tarjetas podrá ser una realidad en unos cuatro o cinco años, teniendo en cuenta que que se ha optado por un tipo de renovación progresiva.

Esto significa que durante un tiempo ambos modelos serán aceptados y cuando se deban cambiar se entregarán ya con el nuevo sistema, que también puede ser expedido en código Braille. Esto no tendrá ningún coste adicional para el contribuyente.

Actualmente, según datos de Sanidad, hay un total de 4.650.000 tarjetas vigentes, de las cuales 1.684.002 son de Alicante, 2.415.155 en Valencia y 551.237 en Castellón. Este proceso se está haciendo de acuerdo a lo establecido por el Ministerio de Sanidad en la Ley 16/2003 de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here