Emergencia sanitaria mundial por el zika, un virus que transmite el mosquito tigre

La Organización Mundial de la Salud responde a las preguntas más frecuentes sobre esta enfermedad, que se está expandiendo rápidamente.

1
164

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado desde el 1 de febrero una emergencia sanitaria mundial, a causa de la expansión del virus zika.

Este es transmitido por el mosquito tigre y se sospecha que es el causante de un creciente número de casos de microcefalia en recién nacidos, especialmente en Brasil.

Con esta medida, este organismo de Naciones Unidas pretende frenar su expansión y se aconseja a las mujeres embarazadas que eviten viajar a los países afectados.

Uno de los aspectos que más preocupa es la rapidez con la que se está expandiendo, pudiendo llegar a los 4 millones de infectados a lo largo de este año solo en América.

Por ello, con la declaración de emergencia, pasa a ser un problema sanitario de máxima prioridad, lo que implica una mayor inversión en investigación y en el control del brote.

Los países afectados deben reforzar el cuidado prenatal y los controles para reducir la presencia del mosquito transmisor del virus: el Aedes aegypti y Aedes albopictus, el mismo que porta el dengue o el chikungunya.

En España se han registrado ya cuatro casos importados de zika, por personas que viajaron a otros países afectados previamente. Dos de ellos se registraron en Barcelona y otro más en Valladolid. El último, confirmado hace pocas horas, ha sido en Murcia.

Esta alerta sanitaria mundial es similar a la que se emitió en 2014 a causa de la epidemia de ébola en África. La OMS responde a las preguntas más comunes sobre el zika de la siguiente manera:

¿En qué regiones está más presente?

Principalmente el zika está en zonas tropicales con alta densidad de mosquitos, como África, América, Asia meridional y el Pacífico occidental.

Aunque el virus fue descubierto en 1947 durante muchos años solo se detectaron algunos casos esporádicos de esta enfermedad. El primer brote documentado fue en 2007, en el Pacífico.

¿Cómo se contagia?

El zika se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado del género Aedes, el mismo que transmite el dengue, la fiebre chikungunya y la fiebre amarilla. Este mosquito es conocido popularmente como “mosquito tigre”.

¿Cómo se reproduce este mosquito?

Son solo las hembras las que pican. Una vez se sacian, necesitan reposar unos tres días hasta poner los huevos, que son capaces de sobrevivir hasta un año sin agua. En presencia de esta, se convierten en larvas y posteriormente en mosquitos adultos que se infectan al picar a portadores del virus y, a su vez, lo inyectan a otras personas sanas.

¿Cuáles son los principales síntomas de la enfermedad?

Generalmente lo que el zika provoca es una infección pocos días después de la picadura. La mayoría tienen fiebre leve, erupción cutánea y a veces conjuntivitis, dolores musculares y cansancio.

¿Qué complicaciones puede tener?

Se sospecha que puede tener relación con el síndrome de Guillain-Barré, una afección que hace que el sistema inmunitario ataque una parte del sistema nervioso provocando debilidad muscular y hormigueo en las extremidades.

También se ha vinculado con un aumento de casos de microcefalia en recién nacidos, una anomalía rara que hace que los niños nazcan con cerebros más pequeños de lo habitual por un desarrollo anómalo del feto o durante la infancia.

Aún está por confirmarse, sin embargo, la relación directa de estas dolencias con el zika. Por eso, de forma preventiva las autoridades sanitarias recomiendan a las embarazadas no viajar a zonas de riesgo y, para las que se encuentran en ellas, extremar precauciones.

¿Cómo se trata el zika?

Los síntomas provocados por el virus se están tratando con medicamentos comunes contra el dolor y la fiebre. También se le recomienda al paciente descanso y beber mucha agua para estar hidratado. No existe cura ni una vacuna específica para contrarrestar esta enfermedad.

¿Cómo se diagnostica?

En función de los síntomas que presenta el paciente y su historial reciente, en el caso de que haya viajado a una zona de riesgo. Un análisis de sangre en el laboratorio permite confirmar o descartar las sospechas.

¿Cómo puedes protegerte?

Evitando las picaduras de los mosquitos. Para ello puedes utilizar repelentes de insectos y ropa de color claro que cubra tu cuerpo tanto como sea posible; también mallas protectoras en puertas y ventanas para evitar que entren los mosquitos al hogar y eliminar posibles criaderos, como macetas, cubos con agua o neumáticos en desuso.

1 Comentario

  1. Que miedo!! Y se sabe si ese bicho está en Vinaros? No quiero que me pique … ¿que pasaría si me pica? Hace unos días me picó algo en el brazo y se me hinchó un poco. ¿cómo sé que no me ha picado este bicho? Debería ir al médico para que me vea el brazo y me diga si me he picado este bicho?? Qué me aconsejan que haga?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here