Foto: Flickr/iloveaceitedeoliva

Un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad de Navarra, en coordinación con el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatologóa de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), ha descubierto que el aceite de oliva virgen, dentro de la dieta mediterránea, puede reducir hasta en dos terceras partes el riesgo de cáncer de mama.

Durante una rueda de prensa, el experto en Medicina Preventiva y Salud Pública, Miguel Ángel Martínez-González, explicó que pocas veces se pueden dar noticias tan buenas como esta y habló del valor preventivo de este descubrimiento para evitar el desarrollo de tumores.

Las conclusiones de este trabajo, que a lo largo de casi cinco años ha seguido la evolución de 4.282 españolas, han sido publicadas en la revista científica JAMA Internal Medicine, donde se detalla que entre 2003 y 2009 se seleccionó una muestra de mujeres entre 60 y 80 años con alto riesgo cardiovascular.

Al azar, algunas de ellas fueron elegidas para iniciar una dieta rica en alimentos vegetales, pescado y, en especial, suplementada con aceite de oliva y frutos secos. Al comparar los resultados con las demás que no siguieron estas mismas pautas, se ha podido evidenciar que quienes adoptan estos hábitos nutricionales tienen una menor probabilidad de contraer este tipo de cáncer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here