Foto: Pixabay

En el caso de que tu perro haya comido algo que no le deje respirar, no pierdas la calma.

Debes actuar con rapidez y decisión, aplicando cuatro sencillos pasos, tal y como nos indica la Policía Nacional:

  1. En primer lugar sujeta su hocico y, con la mano, mira si puedes sacar lo que le está provocando la obstrucción.
  2. Si ves que está fuera de tu alcance, ponlo inmediatamente con la cabeza hacia abajo, sujetándolo por las dos patas traseras en posición de carretilla.
  3. El paso tres es comprimir su abdomen, empujando fuerte con tus nudillos desde de las costillas inferiores, entre tres y cinco veces. A esta técnica de primeros auxilios se la conoce con el nombre de “Maniobra Heimlich”.
  4. Una palmada fuerte entre los hombros de tu mascota también puede ayudar a que expulse lo que le está ahogando.

Una vez lo haya expulsado recuerda retirar el objeto lo antes posible, para que no pueda volver a tragarlo accidentalmente. Se recomienda también visitar al veterinario, para comprobar que no haya ninguna lesión interna.

Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here