Merce Mestres era voluntaria de dos protectoras de animales y, viendo lo difícil que era lograr que la gente adoptara a perros con enfermedades o de edad avanzada comenzó a acogerlos ella misma en su hogar, para darles la mejor vida a su alcance.

Actualmente cuida a 19 en Barcelona y la mitad, nos cuenta, son madres de criaderos. Para poder sufragar los elevados gastos que supone su manutención y las operaciones que necesitan, ha decidido pedir ayuda a través de plataformas de donaciones como Teaming y de grupos de Facebook como Vinaròs Animal.

Y es que una de sus protegidas es Carmen, una yorkshire de doce años que adoptó a finales de abril gracias a un contacto con voluntarios de El Corralet. Explica que llegó en muy mal estado: úlceras en ambos ojos, un soplo en el corarón y erliquia, una enfermedad transmitida por las garrapatas.

Foto: Cortesía de Merce Mestres
Foto: Cortesía de Merce Mestres

“Ahora esta perrita ya está en tratamiento y se encuentra mucho mejor”, agrega su cuidadora, quien indica que “cada una es una historia y se podrían escribir muchos capítulos”, comenta.

Merce asegura que dedica muchas horas del día a darle la atención que necesita y que le da una gran satisfacción poderla mimar en los últimos años de su vida, después de lo mucho que algunos de estos animales han sufrido.

Entre la larga lista de padecimientos, tiene a otras dos epilépticas, una con leishmaniosis, dos con tumores no operables, cuatro con problemas cardiacos y Abi, una perrita con prolapso de matriz que querían sacrificar. Al enterarse, Merce fue a por ella, la intervinieron quirúrgicamente y ahora, asegura, “está perfecta y es una perrita feliz con apenas dos años”.

Una de las últimas en integrarse a la familia es Chari, otra yorkshire que estaba en Málaga, con parálisis y había sido abandonada. Tras aceptar su adopción, las primeras evaluaciones médicas mostraron que tenía las vértebras dañadas, una invalidez que hace que le sea difícil poder andar.

“Voy a intentar si puede con un carrito, pero al ser lateral es complicado. Si no se logra, lo que más me importa es que ella sea igualmente feliz y quiero darle todas las atenciones posibles”, agrega Merce, que no deja de mostrarnos fotos de Chari, desde que la vio por primera vez a como se ha ido integrando con Carmen y el resto de perros a lo largo de los últimos días.

Desde que varios medios de comunicación y organizaciones han dado a conocer su historia, ha recibido algunos aportes para la compra de medicinas, comida, y también dice estar muy agradecida con las personas que, de manera desinteresada, le envían ropa y juguetes para los perritos, algo de lo que asiduamente informa a través de las redes sociales, donde publica multitud de fotos de sus “princesas”, como las llama.

Si tu también quieres aportar tu granito de arena para ayudar a mantener a esta perrita vinaroncese y al resto de peludos que ahora forman parte de su familia, puedes escribirle a Merce en su perfil de Facebook desde este enlace y pedirle su dirección o el número de cuenta para realizar tu donación.

Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here