Después de vivir en Irlanda y de recorrer durante un año diversos países del continente asiático, como la India o Filipinas, la vinaroncense Rosa Martínez se encuentra desde hace unos meses recorriendo la costa occidental australiana.

La zona de Exmouth y el arrecife de Ningaloo, donde anidan las tortugas, explica que «es de los mejores lugares que ha visto en la vida, una experiencia de deja sin palabras».

Después de la puesta de sol, las tortugas bobas, verdes y carey salen del agua siguiendo la luz de la luna y empiezan a excavar un agujero de dos metros en el que pasan dos horas poniendo huevos para después regresar al mar. Sesenta días después nacen las crías, aunque solamente un 10% sobrevive porque toda la fauna está alerta para comerlas.

Los emús y los canguros también forman parte del paisaje, en el que se puede nadar junto a mantas raya y tiburones. Buceando, Rosa explica que pudieron ver alucinantes peces loro. Ningaloo posee, de hecho, uno de los arrecifes litorales más extensos del mundo y en él habitan más de 500 especies de peces.

«Es todo súper bonito y muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, es como estar en Marte, todo deshabitado y con animales exóticos», comenta. Desde Perth, la vinarocense ha recorrido ya más de 1200 kilómetros en coche de alquiler. Su intención es pasar al menos un año más conociendo la costa australiana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here