Marc Riboud, el fotógrafo francés autor de imágenes tan emblemáticas como la de “la chica con la flor” o la del pintor de la Torre Eiffel, ha fallecido a los 93 años debido a larga enfermedad.

Su entorno más cercano así lo ha confirmado a los medios de comunicación y en la página web de Riboud aparece un retrato suyo acompañado por la frase: “Ver es el paraíso del alma”. 

Nacido en Lyon en 1923, sus primeras fotos fueron en la Exposición Universal de París de 1937. Años más tarde, en 1950, fue cuando decidió dedicarse íntegramente a la fotografía.

Entró entonces a formar parte de la agencia Magnum, de donde llegó a ser presidente, lo que le llegó a viajar a India, la Unión Soviética, Afganistán, Argelia y otros muchos países del África negra.

Entre sus logros destaca por haber sudo uno de los pocos fotógrafos occidentales que lograron entrar al norte de Vietnam en plena guerra.

Su trabajo fue publicado en las más prestigiosas revistas de la época, como Life, National Geographic, Stern o Paris Match.

Además, Riboud escribió un total de 15 libros y ha exhibido sus obras en numerosas exposiciones, la última de ellas este mismo mes en el festival Visa pour l’Image que se celebra en Perpiñán.  

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here