Foto: Chase Richardson

Una de las anécdotas de su boda que seguro no olvidarán Kristina y Will Moore, es esta instantánea que tomó Chase Richardson. En ella, los novios e invitados de honor reflejan en su rostro gestos de sorpresa, junto a una inclinación de la toma algo inusual.

Lo que explica este momento, no es más que un resbalón del fotógrafo mientras apretaba el botón de disparo de su cámara, dando lugar a una imagen que se ha convertido en todo un fenómeno viral tras ser difundida en el programa estadounidense “Tonight Show” y en Reddit.

Chase explicó que trabajaba tomando las fotos en esta boda en Brandon, Misisipi, cuando cayó accidentalmente, tomando a todos de imprevisto. “Era el turno de las instantáneas de grupo, la lluvia había parado y fuimos al patio, que tenía un suelo de hormigón muy resbaladizo”, comentó.

“Empecé a encuadrar, pero al dar un paso atrás metí mi pie en un charco y de ahí todo fue muy rápido. Me estrellé contra el piso y además de cortarme el dedo, rompí uno de mis lentes”, añadió.

Pese a ello, la novia ha asegurado que el fotógrafo terminó todo el reportaje de forma muy profesional y que Richardson enseguida quiso seguir hasta el final documentando el día más memorable de esta pareja de recién casados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here