Este vídeo, en el que un murciélago huérfano disfruta de las caricias y cosquillas de su cuidadora, ha enternecido a miles de usuarios en las redes sociales.

Solo en YouTube, las imágenes han sido vistas más de 700.000 veces y es que la cara de felicidad de esta cría de esta especie de “zorro volador”, ha cautivado hasta a los más temerosos.

Jeddah es el nombre con el que se le ha bautizado y, según indica Mandi Griffith, una de las veterinarias del refugio en el que se encuentra en Australia, está vacunado y cuenta con la licencia pertinente.

Pese a que se deja tocar sin problema, pues está acostumbrado a las atenciones y mimos que reclama, Griffith recuerda que los murciélagos no son una mascota, por lo que no recomienda hacer esto en casa.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here