Foto: Wikimedia

Aunque por el momento no ha anunciado un incremento de sus tarifas, Vodafone sí ha tomado la decisión de cobrar a sus clientes 2,5 euros por peticiones que hasta ahora eran gratuitas.

Este cobro se realizará por cada gestión y al utilizar la modalidad de atención telefónica con teleoperador, pero las peticiones podrán realizarse vía Internet o mediante reconocimiento de voz sin ningún coste adicional.

Los servicios de atención al cliente que se cobrarán, a partir de ahora son los siguientes:

  • Conocer el periodo de permanencia restante
  • Conocer el propio PIN o PUK
  • Pedir un duplicado de la factura
  • Modificar la dirección de facturación
  • Cambiar el número de la cuenta bancaria asociada

Según la compañía, esta nueva política busca fomentar la autogestión de incidencias entre sus clientes para evitar colapsar la atención telefónica.

Esta decisión, sin embargo, ha sido considerada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) como perjudicial para las personas mayores y para aquellas personas que no están familiarizadas con el uso de las nuevas tecnologías. Por ello, han denunciado a la empresa ante la Dirección General de Consumo.

1 Comentario

  1. la verdad que es una vergüenza, vodafone no para de incrementarnos las tarifas, ya solo falta que servicio de atención al cliente o el servicio técnico sea de pago, como si no fuera suficiente pagar ya por la linea, datos y llamadas… si tienes un problema con tu linea de teléfono que tengas que llamar al servicio de atención al cliente y te cueste dinero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here