vodafone-anuncia-ere-septiembre-2015_opt-compressed
Foto: Vodafone Germany (Flickr)

Hace aproximadamente un año, el 23 de julio de 2014, Vodafone realizó la operación de compra de ONO por la cantidad de 7.200 millones de euros, siendo esta la mayor adquisición corporativa realizada en el territorio español en casi 10 años.

Fuentes muy próximas a la empresa de telecomunicaciones han asegurado que 1.300 personas, un 20% aproximado de la plantilla, saldrán del grupo mediante un expediente de regulación de empleo (ERE).

Con este ‘tijeretazo’ conseguirá Vodafone, que cuenta con un unos 6.000 empleados -3.500 previos a la fusión y 2.500 que venían de ONO -, eliminar los puestos duplicados tras la absorción.

En el año 2013, Vodafone alcanzó con los sindicatos un acuerdo para poder reducir la masa de empleados en 900 puestos. En ese momento, la compañía inglesa propuso un programa de bajas voluntarias.

Estas consistían en una indemnización de 45 días de salario por año trabajado hasta el 12 de febrero de 2012 y 33 días a partir de esa fecha hasta el día en que finalice el contrato, con un límite máximo de 24 mensualidades.

Según datos revelados internamente, se desprende que las condiciones para el nuevo ERE serán similares a las mencionadas con la apertura de un periodo voluntario en el que los trabajadores podrán apuntarse para el despido, si así lo desean, y poder evitar durante este proceso el mayor número de salidas forzosas.

Se prevé que el 60% de los despidos provengan de la plantilla de ONO, unos 780 trabajadores; y un 40% por la parte de Vodafone, unos 520 empleados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here