Este viernes se dio a conocer que la firma de moda Blanco cerrará su red de tiendas – más de 100 establecimientos- y despedirá a sus 850 empleados.

Este proceso, que llega tras el segundo concurso de acreedores que enfrenta la compañía, se llevará a cabo de forma progresiva después de que presentara una solicitud de liquidación en el Juzgado de lo Mercantil de Toledo.

En solo tres años, la firma se ha declarado insolvente tanto en España como en Portugal en dos ocasiones. Además, según ha trascendido a los medios, adeuda 23 días de la nómina de noviembre a todos su empleados.

Por ello se espera que, una vez el juez apruebe la solicitud de la empresa, se abra un plazo de negociación para fijar el calendario de cierres y pactar las mejores condiciones posibles para la plantilla.

En junio de 2013 el empresario Bernardo Blanco vendió el negocio a AC Modus por problemas financieros, pero la firma emiratí tampoco ha podido reflotar la empresa a pesar de los esfuerzos para encontrar un inversor idóneo.

En la Comunidad Valenciana, Blanco contaba con una tienda en el Centro Comercial La Salera de Castellón, así como en Alicante, Gandia, Carcaixent, Valencia y Sagunto. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here