La sociedad pública Aerocas, dependiente de la Generalitat Valenciana, asume desde este mes de noviembre la gestión del aeropuerto de Castellón tras completar todos los trámites pertinentes y obtener la certificación por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

El secretario autonómico de Turisme y presidente de Aerocas, Francesc Colomer, ha destacado que el proceso de cambio de gestión se ha desarrollado con «rigor», cumpliendo con los plazos establecidos y garantizando el normal funcionamiento de la infraestructura.

Según ha señalado, «se abre ahora una nueva etapa para el aeropuerto, en la que Aerocas, con el respaldo del Gobierno valenciano, va a disponer de mayor capacidad de decisión para desarrollar la instalación en todas sus vertientes, diversificando la cartera de servicios, a fin de que se consolide como una valiosa herramienta al servicio de la sociedad de Castellón, el sector turístico y el territorio».

Por su parte, el director general de Aerocas, Joan Serafí Bernat, ha valorado que el cambio de gestión «se ha ejecutado en los términos previstos, siguiendo lo marcado hace algo más de un año cuando se acordó la resolución del contrato con Edeis».

Bernat ha recordado que la decisión de finalizar la relación con el operador privado -con el que Aerocas firmó el jueves pasado el acta de entrega de las instalaciones- se adoptó después de que la empresa «planteara una modificación de las condiciones económicas no prevista en el contrato, que motivó que el Gobierno valenciano acordara abrir un proceso de transición para que Aerocas asumiera el control del aeropuerto a partir del 1 de noviembre».

Según ha explicado, Aerocas pasa a asumir la plantilla de trabajadores de Edeis en el aeropuerto de Castellón y los contratos con proveedores y clientes, «de manera que queda asegurado el normal funcionamiento operativo de la infraestructura».

El director general ha afirmado que la asunción de la gestión permite a Aerocas «profundizar en todos aquellos aspectos que establece el Plan Estratégico, que apuesta por una diversificación de las actividades del aeropuerto, manteniendo como eje principal el tráfico de pasajeros vinculado al turismo». En este sentido, ha apuntado que ya se está trabajando en una actualización del citado plan para que recoja la situación derivada del cambio de gestión y apunte nuevas oportunidades de desarrollo.

Joan Serafí Bernat ha subrayado el esfuerzo realizado por Aerocas para desarrollar el tráfico de pasajeros a través de la implementación de sucesivas campañas de posicionamiento internacional. En este sentido, el aeropuerto ofrecerá en los próximos meses tres nuevas rutas: Viena, Marsella y Londres-Luton.

Además, Aerocas tiene en fase de licitación una nueva campaña para poner en marcha, al menos, otras tres rutas, que deberán aportar de manera conjunta 210.000 pasajeros y pasajeras entre 2020 y 2023.

El director de Aerocas también ha incidido en la importancia estratégica de la Zona de Actividades Complementarias (ZAC), en la que está previsto desarrollar un polo empresarial y logístico vinculado al aeropuerto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here