Foto: Wikimedia

Vodafone alcanzó ayer, miércoles 30 de septiembre, un acuerdo con los sindicatos mayoritarios que representan a los trabajadores en la compañía, en relación con el expediente de regulación de empleo (ERE).

En un inicio las negociaciones fueron muy distantes y han durado todo el mes de septiembre. La propuesta inicial era de 1.297 despidos forzosos y una indemnización de 20 días por año trabajado, limitado a 12 mensualidades como máximo.

Las condiciones pactadas ayer para los despidos son para un total de 1.059 empleados, quienes serán indemnizados con 45 días por año trabajado hasta febrero 2012 (cuando se hizo la reforma laboral) y 33 días por año trabajado a partir de esa fecha, hasta el día de extinción del contrato con un máximo de 24 mensualidades.

El periodo voluntario para apuntarse al despido voluntario, con derecho a indemnización, será de 20 días y tendrá derecho a veto por parte de la empresa. Otro punto es que se reduce la edad necesaria para acogerse a las jubilaciones anticipadas voluntarias, que anteriormente era a los 58 años y ahora podrá ser a los 55.

En estas prejubilaciones, los trabajadores disfrutarán del 85 % del salario neto siempre que tengan cumplidos 55 años al término del año que viene. La empresa británica se ha comprometido con los sindicatos que no hará nuevos EREs ni externalizaciones de trabajo hasta el 31 de diciembre de 2016, en caso de ser necesarios.

La compañía también ofrecerá aumento salarial a todos los trabajadores, sin ningún tipo de condiciones, del 2% para el año 2016, y una subida que estará sujeta a los resultados que obtenga en los años sucesivos.

Compartir
Apasionado del cine, la tecnología y el deporte, desde hace años vengo trabajando en diferentes proyectos de posicionamiento y la monetización web. Creo que el futuro del éxito en el emprendimiento está en Internet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here