Foto: Torange

Este martes 1 de diciembre, ha entrado en vigor en España un nuevo sistema para la tramitación y gestión de las bajas médicas, el cual está definido en la orden ESS/188/2015 del 15 de junio de 2015, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.  

Según este documento, a partir de ahora el médico deberá establecer de antemano la duración de la baja, guiándose por unas tablas y sin tener que esperar a ver cómo evoluciona el paciente. Posteriormente podrá modificarse.

Además, el mismo médico que atiende en urgencias podrá realizar el parte de baja, sin esperar a la cita con el de cabecera. También podrá hacerlo el facultativo de una mutua en caso de enfermedades o accidentes laborales.

Las bajas podrán tener una duración muy corta (menos de cinco días naturales), corta (de 5 a 30 días), media (de 31 a 60 días) o larga (61 o más). En el primer caso, el empleado recibirá el parte de baja y el de alta al mismo tiempo tras la primera consulta, mientras que en los restantes deberá regresar para una nueva evaluación en un plazo de 7 o 14 días.

Si el enfermo no acude a la revisión, existe la posibilidad podrá firmarse el alta por no presentarse. Por otro lado, el trabajador está obligado a dar el parte de baja a la empresa, en un plazo máximo de tres días desde que fue expedido, y el de alta en 24 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here