Foto: Snob

A partir de hoy, los contratos mercantiles o de alta dirección que se generen en el sector público, estarán supeditados a las nuevas directrices impuestas desde el Ministerio de Hacienda y de Administraciones Públicas y que instan a los altos directivos a viajar sin privilegios.

Estas disposiciones tienen como objetivo reducir los gastos generados por los trabajadores que se encuadran dentro de este perfil, al establecer que los viajes en avión o tren deberían ser en clase “Turista”, “salvo casos excepcionales o justificados”.

Para desplazarse dentro de la misma ciudad, se les anima a utilizar el transporte público si este resulta más económico que el uso del coche particular y, en la medida de lo posible, recurrir al audio o a las videoconferencias para las reuniones. En caso de tener que estar presentes, el número de personas deberá ser el mínimo.

El informe, en el que constan un total de ocho puntos, fue firmado por el ministro de esta cartera, Cristóbal Montoro, y el pasado jueves se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE). En él se fija una línea de criterios que apuesta por una mayor austeridad en el tema presupuestario “para una gestión más eficiente”.

Además, esta acción también busca una mayor igualdad entre ciudadanos, bajo el concepto de que un alto ejecutivo de estado, es como cualquier persona que habite en el territorio español, y se fija un plazo de dos meses exactos para que estos se adapten a la nueva normativa.

En relación al tema de las dietas, las instrucciones de Hacienda son: no adelantar o prolongar sin motivo la estancia en el lugar destino, utilizar siempre los hoteles incluidos en el contrato suscrito y gestionar de forma anticipada los billetes y no a última hora, para poderlos obtener a un mejor precio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here