Los presentes e internautas se sorprendieron este domingo al ver cómo un jugador del Club de Balonmano de Vinaròs agredió en pleno partido de la fase de ascenso a segunda contra el Benetusser en el alicantino pabellón de Agustinos, al árbitro Daniel Orts.

El colegiado recibió atención médica por el puñetazo que le propinó el jugador, identificado con el número 6 del equipo, mientras que este último fue expulsado por esta acción antideportiva, que ya ha trascendido a importantes medios de comunicación a nivel nacional e internacional.

Tras estos hechos, el Club ha emitido un comunicado en el que explica que el miembro del equipo que propinó el puñetazo, Eddy Córdoba, “ha sido apartado del equipo temporalmente hasta la toma de nuevas y definitivas decisiones”. Desde la presidencia del mismo han condenado y lamentado esta acción.

“También ofrecemos disculpas por el comportamiento de nuestro entrenador y aficionados en general una vez ocurrido este hecho”, han expresado en nombre de la junta directiva, asegurando que el jugador ha pedido perdón tras este suceso.

pese a ello, el CB Vinaròs agrega estar dispuesto a asumir “todas las sanciones deportivas que nos puedan aplicar, admitiendo que acciones violentas como estas no tienen “ninguna justificación posible”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here