Foto: captura de YouTube

Visiblemente afectada, la tenista Maria Sharapova explicó este lunes, durante una rueda de prensa, que hace pocos días recibió una carta en la que se le comunicaba que había dado positivo en un control anti-dopage que se le realizó a finales de enero durante el Open de Australia.

Ganadora de 35 torneos WTA y 5 Gran Slam, “Masha” admitió haber consumido en los últimos 10 años Meldonium, un fármaco que era aceptado, pero que quedó prohibido desde el 1 de enero de 2016 tras un cambio de normativa.

Por el momento se desconoce qué sanción establecerá la Federación Internacional de Tenis (IFF por sus siglas en inglés), quedando en duda la participación de Sharapova en los próximos Juegos Olímpicos de Río.

Sin embargo, tras la noticia muchas marcas patrocinadoras de la rusa han anunciado la suspensión temporal de sus vínculos publicitarios y comerciales. Entre ellas se encuentra Nike, la firma de relojes TAG Heuer y Porsche.

La tenista, de 28 años, dijo con voz entrecortada que se equivocó y que espera tener una segunda oportunidad, tanto por parte de las autoridades deportivas como de sus seguidores, pues no quiere terminar así su carrera.

“Cometí un gran error. Decepcioné a mis fans. Decepcioné a mi deporte, el cual he estado jugando desde los cuatro años y que amo profundamente”, Masha.

Indicó que tomaba esta sustancia porque “tenía muchos problemas de salud y me enfermaba a menudo, por lo que esta medicina me ayudó a sentirme mejor”. Agregó que un historial familiar de diabetes y otras pruebas médicas le llevaron a iniciar este tratamiento en 2006.

Según los expertos, el Meldonium sirve para tratar problemas del corazón y ayuda a mejorar la actividad muscular, con la llegada de más oxígeno y sangre a los tejidos. Por este motivo es que se prohibió su consumo a nivel deportivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here