Foto: Wikimedia

La primera fase de la Eurocopa ha bajado el telón con una media muy por debajo de las expectativas y eso que estamos hablando de la edición con más participantes. El contar con 24 selecciones no ha servido para ocultar las carencias de cara a puerta que reflejan los números, porque se trata de la edición con peor media en la época moderna: 1,92 goles por encuentro.

En total, se han marcado por ahora 69 goles, por lo que solo se ha superado la cifra de Inglaterra 1996, cuando con 16 equipos en liza se llegó a los 64 al término de la fase grupos. De los 36 encuentros, cuatro finalizaron 0-0 y diez se resolvieron por la mínima, es decir, por 1-0. Y es que solo cinco países han anotado tres tantos en un mismo partido: España, Portugal, Hungría, Gales y Bélgica.

Parte de culpa la tienen los grandes delanteros del viejo continente, que se han presentado en Francia con la pólvora mojada. Zlatan Ibrahimovic es el vivo ejemplo de la sequía que está caracterizando el torneo. Se ha despedido sin anotar por cuarta Eurocopa consecutiva y no ha escalado posiciones en la clasificación histórica de goleadores, en la que figurará para siempre con seis goles tras hacer oficial su retirada internacional. Nada que ver con sus intervenciones en la Ligue 1 con la camiseta del PSG. Cerró la temporada con su equipo con 38 tantos en 31 encuentros.

Las otras decepciones corresponden a la Bundelsiga y la Premier League. Lewandowski, máximo artillero del campeonato alemán, no se ha estrenado como tampoco su homólogo en Las Islas Kane, autor de 25 dianas, y su compañero de delantera Vardy, que firmó 24 en la Premier, solo lleva un tanto con Inglaterra.

Morata, Bale y Ronaldo, excepciones.

En toda estadística negativa hay algunas excepciones y en esta caso habría que encontrarlas en Morata, Bale y Ronaldo. Los dos primeros son los líderes de la clasificación de goleadores con tres goles respectivamente y son a día de hoy las opciones más fiables para apostar online a máximo goleador, como se puede ver aquí.  

Morata está rentabilizando la capacidad de España para generar ocasiones y se está convirtiendo en el finalizador que buscaba Del Bosque desde que Villa dio un paso a un lado y perdió la fe en Fernando Torres. Firmó un doblete ante Turquía y el único tanto de la ‘Roja’ en la derrota frente a Turquía. Por su parte, Bale no ha fallado a su cita con el gol en ningún encuentro de Gales y es el principal culpable de que el país británico esté por primera vez en su historia en octavos de final.

El liderato compartido entre Bale y Morata peligra ante el despertar de Ronaldo. Tardó en estrenarse tres partidos, pero lo hizo por partida doble. El madridista logró un doblete ante Hungría para meter a Portugal en la siguiente fase y a favor juega el hecho de que ninguna selección de las catalogadas como ‘grandes’ saldrá a su encuentro hasta la última ronda y con equipos de peor prestigio que Portugal en el horizonte, los lusos pueden llegar lejos y Ronaldo seguir estableciendo récords.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here