Ximo Geira. Foto: futbolplus.com

Tras una asamblea extraordinaria y meses de incertidumbre por su precaria situación económica, el Vinaròs C.F. decidió conformar anoche una nueva junta directiva, cuya misión será encontrar la estabilidad dentro de un equipo en bancarrota.

El nuevo encargado de dirigir el rumbo del equipo langostinero será un viejo conocido del club, Joaquín “Ximo” Geira, quien ya fue presidente de la entidad en anteriores temporadas. De este modo, la junta gestora da paso a un nueva y no menos complicada etapa, después de que los problemas financieros de 2014 pusieran en riesgo la continuidad de la entidad.

Geira indicó que deberán buscar una mayor estabilidad, mientras se sigue con una política económica humilde y con una plantilla básicamente local, donde se impulse a aquellos deportistas que el los últimos meses tuvieron una toma de contacto en la Preferente valenciana.

El siguiente paso será asentar las bases de la nueva administración, resolver cuestiones futobolísticas y captar más socios y patrocinadores con los que reponerse de la situación en la que se encuentran. De lograr mantenerse, una de las metas sería unificar la escuela de fútbol local con el primer equipo, siguiendo el ejemplo de otros combinados cercanos como el de Benicarló.

Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here