Foto: Real Madrid

El Real Madrid no terminó de despegar anoche en El Molinón, y acabó compartiendo un marcador en blanco con el Sporting en su primer partido liguero. Este resultado da una ligera ventaja al Barça, que horas antes ganó por la mínima al Athletic de Bilbao.

El equipo de Benítez lo intentó pero Cristiano no logró hacer blanco, mientras que el Sporting quiso dar pelea, pero según los críticos terminó ofreciendo un partido más arrebatado que táctico, con varias ocasiones no concretadas.

Los gijonenses lo quisieron dar todo, tras regresar a Primera, aunque su punto a favor fue la defensa, con la que lograron mantener a ralla a un Real Madrid que también resultó irregular en el terreno de juego, con una buena participación de Modric y no tan buena de Kroos.

En un intento por cambiar el resultado, James salió del banquillo con un rival ya fatigado tras el descanso, pero pese a ello tampoco pudo tampoco marcar el gol que esperaba con ansia la afición blanca. El problema no fue tanto de juego, sino más bien de puntería.

Y en este contexto es en el que se estrenó Kovacic en la cancha, tras cambiar con Isco. Habrá que ver, en definitiva, cómo resulta su desempeño en los próximos partidos, en un Real Madrid que encara la Liga en clave de remontada, ya desde la jornada 1.

FuenteAS
Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here