Foto: Twitter/Athletic

El Athletic de Bilbao es el campeón de la Supercopa de España de 2015, al empatar 1-1 ante un Fútbol Club Barcelona que se dejó la eliminatoria en el partido de ida en San Mamés y que ya no pudo remontar en el de vuelta de esta noche en el Camp Nou.

Pese al buen comienzo del club blaugrana, cuando en el minuto 5 Gerard Piqué estalló el balón en el larguero, no fue hasta el minuto 43 que en un “slalon” de Mascherano, dejó el balón a la derecha a Rakitic, quien centró el esférico y Luis Suárez la dejo de pecho para que Messi marcara el primer gol del partido.

Pero la eliminatoria se puso de cara para los leones en el minuto 56, cuando el árbitro expulsó al barcelonista Gerard Piqué por protestar de manera ostensible al linier.

Luis Enrique realizó en el minuto 67 un doble cambio para intentar revolucionar el partido tras la expulsión de Piqué, dando salida a Sandro y Munir por Rakitic y Pedro, respectivamente.

En el minuto 71, en un mal despeje de la zaga culé, Aduriz se encontró con el balón y solo a Claudio Bravo por delante, quien le paró el primer disparo, pero el rechazo le favoreció al delantero del Athletic, que únicamente tuvo que empujar el balón a las mallas consiguiendo así el empate del partido.

A partir de ese momento, la locura se apoderó del banquillo vasco, sabedores de que el título ya no se les escapaba. Tras 31 años, el Athletic Club gana otro título y la gabarra quizás salga a surcar el Nervión para festejar esta gesta, en la que han demostrado su fuerza, empuje y determinación para la consecución de esta Supercopa de España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here