Foto: Fiba

España ha mostrado en el partido frente a Italia una gran fragilidad defensiva, mientras que este último equipo ha basado su ataque en el juego exterior, teniendo un gran acierto desde fuera del perímetro, donde ha destacado el omnipresente Belinelli (7 triples),  encestando canastas imposibles.

El equipo de Scariolo fió todo su ataque en el juego interior, en el que su torres destrozaban la zona italiana con un Pau Gasol imperial que le ganó la partida a Bargnani en su emparejamiento.

Durante el primer cuarto, el equipo transalpino no sabía cómo pararle y solo encontraban una manera: a base de faltas. Al final de la primera parte, el jugador de los Chicago Bulls acabó con 16 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y un tapón, unas cifras impresionantes, muy cerca de un doble-doble solamente en la primera parte.

El segundo cuarto fue un combate nulo, donde el juego exterior de la selección azzurra se veía contrarrestado por el juego interior de la española, alcanzando en el marcador, al descanso, el resultado de 45-42 a favor de España.

El comienzo del tercer cuarto fue el inicio del desastre para el conjunto de Scariolo, con un Marco Belinelli que entró en escena para meter 3 triplazos, dejando a la selección italiana con un parcial de 0-15 en los primeros 3 minutos del comienzo de esta parte.

En el minuto 25 Belinelli volvió a conectar su cuarto triple dejando el marcador en 50-60, a lo que España reaccionó con triples de Rudy y Mirotic para acercarse a 4 puntos (63-67). Belinelli, sin embargo, volvió a a sacar su cañón y, desde media distancia, encestó un canastón parando la reacción española y llegando al final del tercer cuarto con un marcador de 63-73.

En el último cuarto San Emeterio volvió a recortar distancias en el marcador, dejándolo en 7 puntos (68-75), pero ahí estaba Belinelli para masacrar la canasta española con otro triplazo desde muy lejos, el sexto para él. Estaba tocado por una varita mágica, pues cuando más lo necesitaba su equipo no fallaba realizando canastas increibles.

España no podía parar a Belinelli, no daba con la tecla para poder frenarlo y terminó la fiesta con otro triple, a falta de 5 minutos para el final del partido, dejando claramente imposible la remontada para el cuadro español porque cuando se acercaban al marcador, él estaba ahí para encestar de manera inverosímil.

Al final, el marcador reflejaba el fatídico resultado de 98-105 a favor de Italia. Ahora España tendrá que ganar los dos encuentros que le quedan para que no se le complique su clasificación. Mañana toca Islandia y parece ser que será quien pague los platos rotos del partido contra Italia.

FICHA DEL PARTIDO:

España 98 (20-2518-35)
Rudy Fernández (7 puntos), Pau Gasol (34 puntos), Pau Ribas (8 puntos), Sergio Rodríguez (4 puntos), San Emeterio (8 puntos), Víctor Claver (0 puntos), Guillem Vives (0 puntos), Nikola Mirotic (13 puntos), Felipe Reyes (9 puntos), Guillermo Hernangómez (6 puntos), Pablo Aguilar (0 puntos), Segio Llull (9 puntos).

Italia 105 (19-23-31-32)
Belinelli (27 puntos), Gentile (13 puntos), Cusin (3 puntos), Cinciarini (0 puntos), Melli (4 puntos), Gallinari (29 puntos), Aradori (11 puntos), Hackett (0 puntos), Bargnani (18 puntos), Della Valle (0 puntos), Da Tome (0 puntos), Polonara (0 puntos).

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here