Vinaròs vivió este domingo una de las noches mas esperadas del Festival Arts Escèniques con el concierto que ofreció Miguel Poveda. El Vinaròs Arena agotó todas las entradas, con un total de 600 vecinos de toda la comarca, que querían disfrutar de la voz del artista catalán, que consiguió encantar a todos los espectadores con un concierto único, que incluyó algunas temas nuevos y algunas de las canciones más reconocidas.

A pesar de la lluvia que cayó momentos antes de la actuación, el recital se desarrolló sin problemas, en un noche donde la voz de Poveda y la luna casi llena fueron los principales protagonistas. Incluso cayeron algunas gotas durante el concierto, pero las ganas del público por escuchar una de las mejores voces del panorama estatal, pudieron con la lluvia.

La próxima actuación del Festival Vinaròs Arts Escèniques será el espectáculo de la Fura dels Baus El cant de la dona líquida, una obra que se estrenará en el Vinaròs Arena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here