Dos de los estrenos cinematográficos más esperados de este mes de diciembre han sido la nueva entrega de Star Wars “Rogue One” y la adaptación del popular videojuego “Assassins Creed”.

En el primer caso el film de ciencia ficción ya ha logrado recaudar más de 420 millones de dólares a nivel mundial y se ha convertido, como era de esperar, en una de las 10 películas más taquilleras del año.

Distinta ha sido la suerte de “Assassin’s Creed” en Estados Unidos, que durante su debut del pasado fin de semana ha conseguido unos resultados mucho más modestos de lo esperado.

La película ha quedado en quinta posición de recaudación por detrás de “Canta”, Passengers” o “Tenía que ser él”. 

Pese a ello, en los cines españoles a Assasin’s Creed le ha ido mucho mejor y ha llegado a desplazar, incluso, al poder de la fuerza del peso pesado de Star Wars, que ya llevaba varias semanas en la delantera.

Michael Fassbender es el productor y protagonista de Assassin’s Creed, donde el personaje de Callum Lynch cobra vida y a través de las memorias genéticas de sus antepasados descubre que es el descendiente de una sociedad secreta de asesinos.

Los fans de Star Wars, por otro lado, han podido adentrarse en los detalles previos al clásico episodio IV, cuando un grupo de héroes decide unir esfuerzos para robar los planos de la Estrella de la Muerte, en manos del Imperio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here