Foto: Coba

La risa es, curiosamente, una herramienta para diagnosticar la depresión. Y es que la forma en la que una persona ríe, puede indicar si esta sufre o no este padecimiento.

Así lo acaba de demostrar un estudio de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón y del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud. 

Para llegar a esta conclusión, los expertos han analizado 934 risas de 50 personas, de las cuales 30 eran pacientes con depresión y 20 sanos. La precisión del diagnóstico de cuadros de depresión, a través de esta técnica, es de un 82,1%.

“Aunque la risa es una huella propia de cada persona, esta, a diferencia de la dactilar, es cambiante, dinámica, y expresa su estado psicológico y salud mental en un momento dado”, comenta el investigador Rafael Lahoz-Beltra, uno de los responsables del trabajo.

Partiendo de esta base, los científicos analizaron la duración, frecuencia y resonancias acústicas de las espiraciones en las que la persona dice “ja”, lo que se conoce como “plosivo” y que se repite cada 210 milisegundos.

Esto ha permitido comprobar que la clave se encontraría en el quinto episodio de risa, que en el caso de las personas que padecen depresión presenta valores más bajos que los de una persona sana.

Estos resultados ya han sido publicados en la revista Entropy, donde los autores proponen que el análisis de la risa sea una técnica complementaria para detectar la depresión.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here