Foto: Pixabay

A todos nos ha pasado alguna vez, que nos presenten a alguien y poco después no seamos capaces de recordar su nombre. Ahondando en esta cuestión, un estudio parece haber encontrado la clave para que esto no nos ocurra: repetirlo, pero no para uno mismo, sino diciéndoselo a alguien más.

Para llegar a esta conclusión se realizó una prueba con 44 estudiantes, a quienes se les pidió que leyeran varias palabras de cuatro formas, mientras llevaban auriculares con ruido para que no pudieran escucharse: repitiéndolas en su cabeza, diciéndolas en voz baja moviendo los labios, en voz alta mirando la pantalla y repitiéndolas a otra persona en voz alta.

Esta última opción es la que dio mejores resultados, según publica la revista académica Conciusness and Cognition. Los responsables de la investigación indican que este dato es revelador, pues por primera vez se ha podido demostrar que recordar información es más fácil en un contexto comunicativo.

“LOS ESTUDIANTES RECORDABAN LAS PALABRAS QUE LES DIJERON A OTRAS PERSONAS MUCHO MEJOR QUE LAS QUE HABÍAN LEÍDO CON LOS TRES OTROS MÉTODOS. ESTO SIGNIFICA QUE LA PRESENCIA DE OTRA PERSONA ES DETERMINANTE PARA NUESTROS CEREBROS”, BOUCHER

Victor Boucher, profesor de la Universidad de Montreal y uno de los autores del estudio, ha explicado que cuando articulamos sin emitir sonido, se crea un “vínculo sensioromotor” que nos ayuda a recordar, pero para no olvidar es más efectivo utilizar el habla.

Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here