En menos de 10 años, los mapas podrían incorporar un nuevo continente, sumergido en gran parte en el sureste del océamo Pacífico: Zelandia (Zealandia, en inglés).

Actualmente solo serían visibles sus dos montañas más altas, Nueva Zelanda y Nueva Caledonia, que representan el 6% de su territorio. En total se estima que cubre un área de 4,9 millones de kilómetros.

Este posible hallazgo fue anunciado por científicos del centro neozelandés GNS Sciencie y publicado en la revista de la Sociedad Geológica de América (GSA).

El equipo comenzó con esta investigación hace dos décadas pero solo hasta ahora ha podido probar que Zelandia cumple con las condiciones para ser clasificado como continente.

Entre estas se mencionan las siguientes: debe tener una geología distintiva, elevación sobre la zona circundante, un área bien difinida y una corteza más gruesa que suelo oceánico normal.

Tras analizar varias teorías, los científicos cceen que Zelandia se habría formado después de la desintegración del supercontinente Gondwana, un proceso que inició hace unos 85 millones de años.

“Sería el continente más pequeño y fino y al estar sumergido en gran parte nos puede dar información valiosa a nivel científico sobre la cohesión y desintegración de la corteza continental”, ha explicado el líder de la investigación, Nick Mortimer, quien considera que dificilmente podrá hallarse otro continente nuevo en nuestro planeta.

El reconocimiento de Zelandia depende ahora de la aceptación que tenga esta propuesta entre la comunidad de expertos, de ello dependerá que lo veamos o no con el tiempo en los mapamundi y libros de texto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here