Foto: GVA

El científico Iñaki Comas, junto a su equipo del Área de Genómica y Salud de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (FISABIO), ha logrado descubrir los orígenes de la bacteria responsable de la tuberculosis.

Según los resultados de este estudio, apoyado por la Consejería de Sanidad, la Mycobacterium tuberculosis, ya estaba presente en Etiopía antes de que los europeos llegaran al continente y su amplia diversidad confirma el origen africano de esta enfermedad.

“Esto contradice el principio que sostenía que la tuberculosis no existía en África antes de la llegada de los europeos”, destaca el Dr. Comas, quien también es investigador del Centro de Investigación Biomédica en Red en Epidemiología y Salud Pública (CIBER) del Instituto de Salud Carlos III.

Para llegar a esta conclusión, publicada en la revista Current Biology, los científicos han analizado los genomas de 66 cepas de tuberculosis de personas infectadas en Etiopía, para después analizarlas mediante técnicas de secuenciación masiva.

¿Porqué es importante saber dónde se originó?

El Dr. Comas indica que es un dato fundamental, pues la diversidad encontrada puede condicionar la evolución que tenga esta enfermedad. Por eso, comprender los factores que han influido en su estructura actual, puede ayudar a predecir posibles tendencias futuras de este mal.

Respecto al motivo de que las tasas de infección de los etíopes después del contacto con los europeos fueran tan elevadas, los expertos creen que esto puede explicarse por la introducción de cepas más virulentas que se expandieron muy rápidamente por los países del África Subsahariana.  

La siguiente fase de este estudio, que forma parte de un proyecto para analizar la causa de las altas tasas de tuberculosis extrapulmonar en Etiopía, es secuenciar las bacterias con sus huéspedes humanos y estudiar si ciertas poblaciones son más susceptibles a ciertos genotipos bacterianos.

Incidencia de la tuberculosis

En 2014, en la Comunitat Valenciana se detectaron 424 casos de tuberculosis, siendo una de las autonomías españolas con menor tasa de esta enfermedad. La media es de 8,3 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la nacional se sitúa en 12 casos por 100.000 habitantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que la tuberculosis es la enfermedad infecciosa con mayor mortalidad, superando incluso al VIH y a la malaria. De hecho, el año pasado 1,5 millones de personas murieron por esta causa.

Pese a ello, entre el 2000 y 2014, se lograron salvaron 43 millones de vidas mediante la detección temprana y un tratamiento adecuado. El reto para científicos como el Dr. Comas es, por tanto, lograr nuevas vacunas, métodos de diagnóstico y tratamientos para acelerar su erradicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here