Esta fotografía de la Tierra no es una imagen cualquiera: se trata de la primera tomada por un satélite, con el disco completo y a un millón de millas de distancia.

El autor no es otro que el DSCOVR, un artilugio cuya función es situarse entre nuestro planeta y el Sol para detectar datos relacionados con el viento solar.

Viene equipado con un sensor CCD de 4 megapíxeles, capaz de capturar 10 bandas de luz, inluyendo la ultravioleta (invisible) y algunas longitudes de onda infrarrojas.

Según los expertos, el tono azulado que se observa en la imagen es el resultado de la luz solar que es dispersada por las moléculas de aire.

La agencia espacial estadounidense NASA, ha indicado por medio de su página web, que esta se realizó durante una misión del Observatorio del Clima del Espacio Profundo.

Anteriormente, las fotografías que se tenían de este tipo fueron tomadas con cámaras Nikon de 35 milímetros y película Kodak, algo que sucedió durante la misión Apolo 17 en 1972.

La meta del satélite DSCOVR es, ahora, lograr tomar una instantánea del globo terráqueo completa al día y enviarla de vuelta a nuestro planeta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here