Foto: Flickr/Andrés Nieto Porras

Las Perseidas, también conocidas popularmente como “lágrimas de San Lorenzo”, es la lluvia de meteoros más representativa del verano. Este fenómeno ya es visible desde el 17 de julio, pero según los expertos las dos mejores noches para observarlo serán la del 11 y la del 12 al 13 de agosto.

Se tratan de pequeñas partículas de polvo de cometas o asteroides que, al entrar en contacto con nuestra atmósfera a gran velocidad, se calientan y emiten un destello de luz a causa de la fricción. Estos trazos luminosos que dejan son los que nosotros vemos cada año en estas fechas desde la Tierra.

La Luna, en fase creciente, desaparecerá durante la segunda mitad de la noche y no dificultará la observación de Perseidas. Se espera que se pueda ver como mínimo una cada dos minutos. Para ello, sin embargo, deberemos estar en un lugar oscuro que no esté afectado por la contaminación lumínica.

Este año se espera que pueda haber más actividad que otras veces, de forma similar a lo que ocurrió en 2004 debido a la perturbación provocada por Júpiter tras acercarse a la órbita del cometa Swift – Tuttle en 2014. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here