Kepler-452b es el nombre del primer planeta encontrado hasta ahora que orbita en la zona habitable de una estrella similar al Sol, algo que lo convierte en un buen candidato para albergar algún tipo de vida.

La Agencia Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA), ha confirmado el hallazgo, explicando que este “primo más viejo” de la Tierra fue identificado por el telescopio espacial Kepler, durante uno de sus análisis para detectar otros mundos.

El jefe de datos de esta misión, Jon Jenkins, explicó que dicho planeta es un 60% mayor que el nuestro, lo que implicaría el doble de gravedad en su superficie. Se sabe también que es rocoso, con una atmósfeta previsiblemente más densa y numerosos volcanes activos.

Investigaciones iniciales hacen pensar que recibe un 10% más de energía de su estrella, que la que nosotros recibimos del Sol, pues el astro está en un estadio de vida más avanzado y por eso emite más brillo.

“Este es, hasta ahora, el planeta que más se parece a la Tierra y a algo que pudiéramos llamar hogar”, científico

Otra de las similitudes encontradas es la órbita que mantiene respecto a su estrella, que completa en un año de 385 días. Pese a todo, Kepler-452b se encuentra a 1.400 años luz de distancia.

Hasta ahora, el más planeta más parecido a la Tierra era el Kepler-186f, con un tamaño como el nuestro, pero girando alrededor de una estrella enana más fría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here