Para la noche de este 21 de octubre se espera que la lluvia de estrellas fugaces de las Oriónidas alcance su punto de mayor intensidad.

Este fenómeno ocurre, explican los expertos, debido a que la Tierra se encuentra atravesando la cola del cometa 1P/Halley.  

Ello hará que estas estrellas puedan verse a simple vista, aunque la luz de la Luna, en fase menguante, dificultará su visión.

Se calcula que podrán verse entre 23 y 25 meteoros por hora, a una velocidad de unos 66 kilómetros por segundo. 

Estos podrán seguirse viendo hasta el próximo 7 de noviembre, pero con una frecuencia cada vez mejor.

Para poder observar las estrellas fugaces se recomienda buscar un sitio oscuro, evitando la contaminación lumínica.

Estas, cabe recordar, son pequeñas partículas de polvo que van dejando los cometas durante sus órbitas alrededor del sol. Al entrar en contacto con nuestra atmósfera se desintegran en forma de trazos luminosos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here