Foto: Flickr

La campaña Eliminando barreras ha finalizado su edición número 11 con 57 denuncias, tres más que en su año anterior. La Unidad de Tráfico de la Policía Local (Unidipol) ha intensificado la vigilancia, concretamente entre los días 1 y 14 de febrero, sobre los obstáculos que dificultan el paso de personas con movilidad reducida.

Más concretamente, de las 57 multas interpuestas, 14 han sido por ocupar rampas de discapacitados, 12 por obstruir pasos de peatones, 22 por entorpecer el paso en zonas peatonales y aceras y, por último, nueve por hacerlo en reservas de discapacitados.

Asimismo, los agentes han necesitado los servicios de la grúa municipal para proceder a retirar siete vehículos mal estacionados, cinco de los cuales se encontraban en rampas de discapacitados y dos en reservas especiales.

Se trata de cifras que ligeramente superiores a las del año anterior, cuando se interpusieron 54 denuncias, tres menos que este 2016. En este caso, ocho fueron por estacionar en rampas de discapacitados, 22 en pasos de peatones, 18 en zonas peatonales y aceras y seis más en reservas especiales para discapacitados.

A todo ello se suman las nueve retiradas de vehículos, dos más que en la actual campaña, seis por aparcar en rampas de discapacitados, dos por hacerlo en reservas de discapacitados y una por dejar el vehículo encima de la acera, impidiendo la libre circulación de cualquier peatón, con o sin problemas de movilidad.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here