El equipo de gobierno del Ayuntamiento de la Vall d’Uixó ha mejorado en ocho meses el equipamiento de la Policía Local, a través de la adquisición de siete chalecos antibalas y tres pistolas eléctricas (taser) “para mejorar la seguridad de los agentes y de los ciudadanos”, tal y como ha explicado el concejal de Poliía, Javier Ferreres.

Además, ya se ha elaborado el pliego de condiciones para licitar un contrato de renting para renovar el parque móvil de la Policía Local con un vehículo todoterreno 4×4 y un coche 100% eléctrico, lo que “garantiza la cero emisión de CO2, dentro de nuestra apuesta por la sostenibilidad y por mejorar los servicios que se prestan desde el consistorio”.

El actual equipo de gobierno apuesta por “un trato igual a todos los agentes dentro de la misma jerarquía, sin privilegios” y por recuperar una policía de barrio, que “pasee a pie, se reúna con las asociaciones de vecinos, directores de colegios y Ampas, y sea un canal para que los ciudadanos transmitan quejas, problemas y sugerencias al Ayuntamiento”.

Por último, el concejal ha destacado que “todos los agentes de la Vall d’Uixó son grandes profesionales y tienen derecho a mejorar su formación profesional y personal en esta administración y en otras, haciendo comisiones de servicio en otros municipios si lo consideran y lo desean”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here